Anticipo EXM 151: Leo López, el constructor de motos de madera

Chapa, plástico, aluminio, acero y hasta la novedosa fibra de carbono. Una larga lista de materiales se emplea actualmente para conformar la carrocería y varios componentes de una moto convencional. Pero pocos saben que en Río Cuarto hay un artesano que les da forma en… ¡madera! Leopoldo David López es un cordobés de 37 años que vive y desarrolla su oficio desde su Río Cuarto natal. Se define como carpintero pero, a decir verdad, es un notable ebanista. Desde hace unos años se especializó en la construcción de motos de madera. No, no se crea el lector que es una mínima reproducción con destino de repisa. Lejos están sus criaturas de lo que ya sería, en miniatura, una obra de arte. Lo que es capaz de concebir este artista son motos de madera a escala real, réplicas de marcas célebres aptas para rodar como la más pintada, adquirida en un concesionario de cualquier rincón del mundo. NOTA RELACIONADA:  Honda presentó el E-Clutch, su sistema de embrague electrónicoSu arte consiste en abordar una moto y sacarle las piezas de plástico o chapa, como guardabarros, faro, tanque, espejos, entre otros accesorios, y reemplazarlos por similares, pero confeccionados artesanalmente en madera. ‘Preferentemente de

Chapa, plástico, aluminio, acero y hasta la novedosa fibra de carbono. Una larga lista de materiales se emplea actualmente para conformar la carrocería y varios componentes de una moto convencional. Pero pocos saben que en Río Cuarto hay un artesano que les da forma en… ¡madera!

Leopoldo David López es un cordobés de 37 años que vive y desarrolla su oficio desde su Río Cuarto natal. Se define como carpintero pero, a decir verdad, es un notable ebanista. Desde hace unos años se especializó en la construcción de motos de madera. No, no se crea el lector que es una mínima reproducción con destino de repisa. Lejos están sus criaturas de lo que ya sería, en miniatura, una obra de arte. Lo que es capaz de concebir este artista son motos de madera a escala real, réplicas de marcas célebres aptas para rodar como la más pintada, adquirida en un concesionario de cualquier rincón del mundo.

NOTA RELACIONADA:  Yamaha Y-AMT: el nuevo sistema de cambio manual automático

Su arte consiste en abordar una moto y sacarle las piezas de plástico o chapa, como guardabarros, faro, tanque, espejos, entre otros accesorios, y reemplazarlos por similares, pero confeccionados artesanalmente en madera. ‘Preferentemente de cedro, por ser dócil y fácil de tornear’, aclara Leo (…)

Imperdible nota y fotos de espectaculares creaciones en Revista Exclusivo Motos 151 de octubre.

 

Fuente/s:

Fuente/s: