Adiós a un gran diseñador: falleció Massimo Tamburini

Víctima de un cáncer de pulmón, a los 71 años falleció Massimo Tamburini, cofundador de Bimota y creador de imponentes modelos de Ducati, MV Agusta y Cagiva. Tamburini fue capaz de dejar su selloen el exquisito gusto italiano por el diseño.  Era “padre” de Bimota (que creó junto a Valerio Bianchi y Giuseppe Morri), de sus lápices salieron diseños que marcaron una época, entre otras, la Ducati Paso, Ducati 916, MV Agusta F4 750 y F3 675, y la Cagiva Mito 125. Había nacido en Rimini en noviembre de 1943 y desde muy pequeño mostró una obsesión por crear diseños de motos, según contaba el propio italiano: “únicamente dibujaba motos, cualquier otra cosa no me interesaba”. Fue en 1961 cuando presenció su primera carrera de motos en el Circuito de Monza, un momento que lo cambió para siempre. Primero comenzó a hacer preparaciones de motos, convirtiendo en obras de arte aquellas máquinas que pasaban por su taller, pero no fue hasta 1973 cuando  se produjo el alumbramiento de Bimota. NOTA RELACIONADA:  VW venderá Ducati en ArgentinaDespués de 11 años en Bimota, Massimo estuvo ligado a un sin fin de proyectos junto al Team Gallina en el Mundial de 500, a

Víctima de un cáncer de pulmón, a los 71 años falleció Massimo Tamburini, cofundador de Bimota y creador de imponentes modelos de Ducati, MV Agusta y Cagiva.

Tamburini fue capaz de dejar su sello
en el exquisito gusto italiano por el diseño.

 Era “padre” de Bimota (que creó junto a Valerio Bianchi y Giuseppe Morri), de sus lápices salieron diseños que marcaron una época, entre otras, la Ducati Paso, Ducati 916, MV Agusta F4 750 y F3 675, y la Cagiva Mito 125.

Había nacido en Rimini en noviembre de 1943 y desde muy pequeño mostró una obsesión por crear diseños de motos, según contaba el propio italiano: “únicamente dibujaba motos, cualquier otra cosa no me interesaba”.

Fue en 1961 cuando presenció su primera carrera de motos en el Circuito de Monza, un momento que lo cambió para siempre. Primero comenzó a hacer preparaciones de motos, convirtiendo en obras de arte aquellas máquinas que pasaban por su taller, pero no fue hasta 1973 cuando  se produjo el alumbramiento de Bimota.

NOTA RELACIONADA:  Ducati Streetfighter V4: 180 kg, mucha electrónica y 208 CV

Después de 11 años en Bimota, Massimo estuvo ligado a un sin fin de proyectos junto al Team Gallina en el Mundial de 500, a Cagiva, Ducati y MV Agusta, que terminaron de consagrarlo como la figura que fue y seguirá siendo.

Fuente/s:

Fuente/s: