Una Triumph Bonneville creada para los óvalos

Un concesionario español de la icónica marca inglesa presentó en la última edición del festival Oldies but Goldies la Bonneville Street Scrambler Dirt, una preparación nacida para los trazados de Flat Track

El 22 de septiembre en Madrid, España, se llevó a cabo una nueva edición del Oldies but Goldies, una exhibición organizada por la revista Revival of the Machine que reúne lo mejor de la escena retro y Custom de Europa. Allí, un representante local de Triumph develó una Bonneville Street Scrambler modificada que se llevó muchos elogios en el circuito de la muestra.
Con mucho trabajo mecánico y distintos repuestos oficiales, la unidad estrenó su personalidad deportiva con nuevas suspensiones Fox multirregulables atrás y una configuración más rígida del muelle en la horquilla delantera. Además, como en las carreras sobre óvalos de tierra no hace falta freno delantero, se eliminó la palanca derecha de la misma manera que se desestimó el sistema ABS de serie.
El motor bicilíndrico en paralelo de 900 cc capaz de entregar 80 nm de torque no fue retocado en su interior, sólo se le desconectó el control de tracción y el DB Killer para que esa potencia sea mejor utilizada. Por otra parte, se le colocó un escape Vance & Hines luego de una reconfiguración de la centralina para que el propulsor eleve su límite de revoluciones.
Para finalizar, se eliminó el guardabarros delantero y todos los elementos electrónicos prescindibles, como el faro central y los giro, dejando únicamente el pequeño tablero central.
Estéticamente, recibió un nuevo esquema de pintura blanco con vivos verdes y rojos en el tanque de nafta, mientras que en la parte delantera se le instaló el clásico portanúmeros. Esta “tracker” inglesa fue utilizada en una exhibición, comandada por el piloto español de Supermotard Diego Grande.