Una MV Agusta fue la ganadora de Autoclásica 2018

La moto italiana elegida como "Best of Show", perteneció a John Surtees, el único piloto de la historia que fue campeón de F1 y del mundial de motociclismo.
 MV Agusta 500 FOUR de 1957

Autoclásica festejó su decimoctava edición, como ya es una tradición, en el boulevard del Hipódromo de San Isidro, con una amplia participación de más de 1000 ejemplares clásicos e históricos de categoría internacional -todos de más de 30 años de antigüedad, en estado original y perfecto funcionamiento-.
El festival organizado por el Club de Automóviles Clásicos, tuvo dentro de sus inscriptos a casi 400 motos, entre las que se destacó la MV Agusta 500 FOUR de 1957, con motor tetracilíndrico, que fue campeona del mundo a los mandos del piloto británico John Surtees, y restaurada por él mismo en los ‘90. Este ejemplar fue premiado como "Best of Show Autoclásica 2018" y además se hizo acreedora del primer lugar en la categoría “Motos Deportivas”.
Por su parte en la división de “Producción Nacional”, el galardón más importante fue para una Gilera 200 Extra 1966 de 200 cc, desarrollada en la planta modelo de Carlos Spegazzini; mientras que el segundo lugar se lo llevó una PUMA 98 de 1960 Segunda Serie.
Entre las demás premiadas, se destacó una Harley-Davidson 45 TWIN 1947 de 2 cilindros y 745cc, equipada con accesorios originales adquiridos e instalados en el día de su compra, que obtuvo el primer lugar entre las motos de “Posguerra Americana”, seguida por una Indian 500, salida de fábrica originalmente para uso militar.