MotoGP: descubrir las Américas

El nuevo trazado de Austin se presenta como un gran desafío para los pilotos de MotoGP™ con vista al la segunda fecha del año el próximo fin de semana. Un trazado en que la gran mayoría no ha girado nunca y donde sólo cinco lo han hecho en un test privado en marzo pasado, pero aún para éstos, el Circuito de las Américas se exhibe como de difícil aprendizaje y comprensión.  Exigente examen de manejo y puesta a punto, tanto para el piloto como para los equipos, que marcan el atractivo del segundo GP de la temporada. “Quien mejor interprete el circuito ese ganara”, dijo el rookie Marc Márquez.

En tierra americana. Si bien Estados Unidos ha dado pilotos notables como Kenny Roberts, Freddie Spencer, Eddie Lawson o Wayne Rainey, que han sido Campeones Mundiales, ellos no han sido tan profetas en su tierra, porque no compitieron tanto en los circuitos de USA. Recién en 1964, el Mundial de Motos con las ‘quinientos’ desembarcaron en Daytona, donde brilló la MV Augusta del célebre Mike Hailwood, quien fue sorprendido por un joven piloto argentino, casi adolescente (algunas crónicas americanas lo han llamado “little”) que lo desafió con una Gilera y le disputó el liderazgo de la carrera hasta que una falla en la caja lo obligó a abandonar, un hecho histórico, protagonizado por nuestro Benedicto ‘Chiche’ Caldarella. Años más tarde, en 1988, el Mundial llegó a Laguna Seca y luego en el 2008 a Indianápolis. Ahora es el turno de debutar en el Circuito de las Américas en Austin. En su historial, Estados Unidos suma cuatro trazados, de los cuales, en el presente calendario 2013, se corre en tres.

Datos técnicos del Circuito de las Américas. Tiene una longitud total de 5.513 metros. Con un ancho de pista de 15 metros. Con veinte curvas. Once a la izquierda y nueve a la derecha. Lo más destacado es su recta principal de 1.200 metros en ascenso (con un desnivel de 41 metros), que remata en la primera curva, muy cerrada y hacia la izquierda. Inaugurado en el 2012, fue diseñado por el renombrado Hermann Tilke, autor de otros trazados.

Nadie mejor que Valentino para describirlo. “El trazado es muy especial, con tramos en pendiente hacia abajo y hacia arriba y la primera zona de frenadas es muy técnica. Para mí, la segunda curva y la chicana siguiente son las mejores”, comentó Valentino quien con respecto a los 1.200 metros de la recta, agregó, “la recta es muy larga, lo cual es bueno para los adelantamientos. Estoy deseando volver a rodar en Austin”.

Otro ojo especializado, para mirar la pista de las Américas, es el de Dani Pedrosa. “Hay bastantes curvas cerradas y muchos cambios de ritmo de una sección a otra”, resumió Pedrosa, quien también se refirió a la falta de agarre de la pista cuando estuvieron en el test, “es algo que va a cambiar, porque habrá muchas motos rodando y eso permitirá ‘engomar’ el asfalto”.

Desembarcando en Austin. Entre el 12 y 14 de marzo, cinco pilotos de MotoGP™ participaron de un test privado en el circuito de Austin. Dani Pedrosa, Marc Márquez y Stefan Bradl con Honda; Jorge Lorenzo y Valentino Rossi con Yamaha. El objetivo principal de esta prueba no era hacer tiempos (entre otras razones porque las cinco motos girando no fueron suficientes para darle mayor grip a la pista), aunque Márquez estuvo al frente de la tabla durante los tres días y su mejor resultado fue 2’03.281. Tanto Honda como Yamaha llevaron a sus mejores pilotos para que conocieran la pista, pero la mayor tarea estuvo en manos de los técnicos, quienes necesitaban recolectar datos para ‘alimentar’ a los simuladores y poder conformar una puesta a punto tentativa para sus motos, ya que hasta ese momento era una pista donde no rodaron nunca los prototipos de MotoGP. Con un objetivo similar, unos días después, Ducati mandó a sus pilotos (Nicky Hayden y Ben Spies), a girar con una 1199 Panigale R de calle, sobre la pista de Austin.

Los pilotos de Yamaha, llegan a Austin con el aire que les ha dado la victoria de Lorenzo en Qatar y el segundo lugar de Valentino. Un primer 1-2 para Yamaha. Un circuito nuevo siempre genera expectativas y ansiedades, tal como lo adelantó Lorenzo: “Ahora tenemos que cambiar nuestra mentalidad”, dijo el mallorquín, quien aspira alcanzar en Austin, la meta de los 100 podios y de superar a su ídolo Wayne Rainey en la cantidad de victorias, ya que están igualados en 24, “es una pista completamente diferente, no sólo por el diseño del trazado, sino también por el asfalto o el clima”.

“En mi opinión es uno de los circuitos más difíciles que he conocido en todo mi historial”, advirtió Lorenzo, mostrando el grado de dificultad suprema para aprenderlo y comprenderlo, “tiene una recta muy larga y diversas curvas que se hacen en primera, así que se necesita una buena aceleración y tracción”. El piloto de la Yamaha YZR M1, es conciente de que deberán trabajar duro si quieren acortar diferencias con sus rivales de Honda, quienes han sido rápidos en el test de marzo. “Tengo confianza en que podemos hacer un buen resultado. Quiero ganar en Austin y esa es mi mentalidad, aunque sé que será más complicado que en Qatar”.

Valentino ve las cosas de manera similar a su compañero de equipo. “No será una carrera fácil, pero el podio en Qatar nos dio una motivación extra. Hicimos un gran trabajo allí y podemos ir a Austin con algunas certezas más”, reseñó el nueve veces Campeón Mundial, “los rivales van a ser muy fuertes, pero nuestro objetivo es sumar puntos para llevarnos a casa. Me gusta mucho la pista y mi primera impresión, cuando rodamos allí, fue que el circuito es precioso”. Una anécdota para Valentino: cuando llegó a Houston –una escala aérea antes de Austin- perdió su conexión, debido al excesivo tiempo requerido en los controles personales en el aeropuerto (aumentados después del atentado en Boston) y decidió tomarse un taxi, recorriendo 350 Km. de ruta, pero no pudo llegar a tiempo a la conferencia de prensa previa en Austin.

Marc Márquez no habrá ganado en Qatar, pero ha cosechado algo más que un tercer lugar en su primera carrera de MotoGP. “Mi mayor aprendizaje de Losail es que en MotoGP es mucho más difícil superar a un adversario”, dijo Marc, quien fue mejor que otros pilotos consagrados como Pedrosa, Crutchlow, Dovizioso o Bautista, para nombrar algunos de la categoría reina. Fue el mejor piloto Honda de Qatar. El mejor tiempo por vuelta: 1’55.445 en el tercer giro, el acoso al segundo lugar de Pedrosa y la batalla de igual a igual con Valentino, son logros que se agregan a una lista que crece. Todos datos que hablan de la ‘peligrosidad’ del español, que llega a Austin con el antecedente de haber sido el más rápido en el test previo. No es frecuente que un ‘rookie’ llegué como favorito a donde nunca el MotoGP ha competido.

 “Subir al podio el día de mi primera carrera en esta categoría fue un sueño hecho realidad”, precisó Márquez, “pero ahora toca poner los pies en el suelo y concentrarnos en nuestro plan de trabajo para seguir por el mismo camino. Será interesante volver a Austin, donde ya hemos podido hacer una buena base en la puesta a punto”. Sin embargo, Marc no se contenta, sabe que “la primer parte del circuito es muy compleja debida a los constantes cambios de dirección, así como la última con tres curvas de derecha”.

 El reverso de la moneda, para el Repsol Honda, ha sido la performance de Dani Pedrosa, con un cuarto lugar en Losail. “No fue como esperábamos, pero sabemos dónde está el problema, así que lo tenemos todo claro para la próxima carrera”, expresó con singular énfasis el piloto catalán, “ya estuvimos en Austin hace poco más de un mes y eso seguro que nos será útil”.

Cal Crutchlow finalizó quinto en Qatar, aunque sus expectativas y las del Yamaha Tech3 era estar en el podio. Nadie duda que en la pista de Texas será también protagonista, a pesar de que no ha corrido ni probado en ese circuito. “Pude recorrer la pista (no con una máquina de MotoGP) apenas llegué y darme cuenta de las dificultades que vamos a tener, pero después de lo hecho por Lorenzo y Valentino en Qatar sabemos del potencial de la Yamaha”, dijo Crutchlow.

Ya en Austin, el equipo Tech3 vivió una difícil situación al producirse un incendio en el box, durante la noche, cuando una batería de los arrancadores de las motos, entró en cortocircuito y produjo un incendio. El sistema de prevención de incendios y la rápida acción de los Bomberos impidió que el daño fuera mayor. “Pero afectó parte del equipo de computación del equipo y también parte de los equipos del Yamaha Factory, del LCR Honda y del Cardion AB (estaban en los boxes vecinos al del Tech3), por la acción del sistema de prevención que actuó también en sus boxes”, reveló Herve Poncharal, responsable del equipo y que lamentaba lo ocurrido a los otros equipos afectados. “Tengo confianza en que vamos a competir en Austin sin otros problemas adicionales”, afirmó Poncharal.

Lin Jarvis, máxima autoridad del Yamaha Factory, reveló que “Tendremos un tiempo extra de trabajo, para desarmar y secar cada una de las piezas (de las motos) que fueron afectadas por el agua, pero con aquellas cosas electrónicas será más difícil porque no son tan visibles los posibles daños”.

Para Andrea Dovizioso, Austin es un trazado desconocido, como para la mayoría, que no probó sobre un prototipo ni sobre una moto de calle. Y comparte la idea de sus adversarios, de que parece complejo para aprender. “Me parece un trazado muy grande y muy bonito, pero también muy difícil. No  pudimos probar la MotoGP en esta pista, a diferencia de otros pilotos, y por lo tanto para nosotros será un poco más difícil, al menos al principio. De todas formas me entusiasma la idea de poder rodar en una nueva pista”. Para Hayden haber rodado en una moto de calle, no le da ventaja. “Conozco el trazado, aunque rodar con una moto de MotoGP será una experiencia muy diferente. La pista es muy variada y nada fácil. Es larga, bastante ancha, y de algunas de sus curvas cerradas se sale un poco a ciegas. Me gustan los retos difíciles, y este es sin duda uno de ellos”, concluyó Nicky.

Bridgestone para Austin. Bridgestone entregará neumáticos asimétricos para Austin, reforzados en su lateral derecho, de acuerdo a los estudios previos realizados por los técnicos de la única proveedora de neumáticos de MotoGP.

Shinji Aoki, del departamento de desarrollo de Bridgestone, expresó: Como los otro circuitos americanos del calendario, en Austin se gira en sentido contrario al de las agujas del reloj, y es un trazado técnico, con una mezcla de curvas lentas, curvas cerradas y curvas rápidas”, analizó el técnico de Bridgestone, quien agregó, “las características de la pista obligan a los neumáticos delanteros a dar agarre y estabilidad, mientras que los neumáticos traseros deberán ofrecer una tracción suficiente en aceleración para la salida de las curvas”.

Texto: Mario Diez, Prensa Dorna Sports SL Argentina. Foto: motogp.com