Honda CBR 650R, una “mini Fireblade” más terrenal

La casa del ala dorada presentó en el EICMA de Milán la renovación de su deportiva de media cilindrada: más agresividad, pero en su justa medida.
Honda CBR 650R, una “mini Fireblade” más terrenal

Una de las tendencias más marcadas de los últimos años en el mercado internacional es el regreso de las Supersport -o deportivas de 600 cc-, modelos que tuvieron su auge en los años ’90 a partir de su capacidad de entregar experiencias de manejo divertidas, sin dejar de lado el uso citadino.
Honda se sumó a ese curso que está retomando el mercado y lanzó la nueva CBR 650R, producto que remplazará a la CBR 650F. Ese pequeño cambio en la nomenclatura testifica una personalidad un poco más radical con respecto a su antecesora que se nota en su posición de manejo y en los reglajes de su motor de cuatro cilindros de 649 cc, 16 válvulas y distribución DOHC, que promete mayor torque y 1000 rpm más, lo que se traduce en un 5% más de potencia (93 CV a 12.000 rpm).
Electrónicamente también evolucionó con la inclusión del control de tracción HSTC (Honda Selectable Torque Control) y un embrague asistido.
Su peso en orden de marcha bajó 6 kg (207 kg) y en cuanto a dimensiones es más compacta en búsqueda de maniobrabilidad, una premisa que baja desde el buque insignia de la marca, la CBR 1000RR Fireblade. Para ello, también fue equipada con horquilla delantera Showa invertida de “Función Separada” (SFF) y un monoamortiguador trasero de simple tubo, con precarga de muelle ajustable en 7 posiciones.

Video: